jueves, 20 de abril de 2017

Es una tarde anodina.
y ligeramente entristecida....

Existen muchas personas aquejadas de males, de enfermedades "malditas" llamadas así por el silencio de la sociedad.
Se anuda el alma cuando comprobamos que la sanidad, como tantas otros derechos, no esta al servicio de todo el que lo necesita. El dinero abre todas las puertas para que entre la excelencia médica.
Algunos pacientes terminan por ahogar sus dolores entre las sábanas tristes de las camas y su fatiga entre la humedad de la mirada. Por el contrario, otros solo tienen que dar un toque al móvil para que a su puerta aparque la ambulancia que le dará acceso a todo tipo de pruebas y analgésicos.
En los medios de comunicación ha saltado la noticia de que un personaje famoso padece Fibromialgia....y mucha gente se ha echado las manos a la cabeza como si se tratara de una enfermedad nueva y fuera el único ser que lo padece. Es afortunada, la han atendido rápidamente sin someterla a las interminables esperas que finalizan en innumerables pruebas médicas que nunca aclaran nada y por la que se padece lo indecible. Con seguridad ha estado y estará, atendida por de mas un especialista que le manifestarán atenciones y comprensión porque el dinero, en este país, sigue siendo una de las llaves maestra.

Los dolores es una cosa mala, decía siempre mi abuelo. Así es, pero se agudizan si vas a las consultan y te toman por mentirosa porque las pruebas dicen que estas como una rosa y también cuando te miran con desconfianza porque tu aspecto es estupendo. Se agudizan y se clavan en el alma ocasionando esa tristeza profunda que no arranca ni las medicinas ni el dinero.

 Realmente esta siendo una tarde extraña.

Si alguno de los que me leéis, conocéis el dolor.... recodad que no estáis solos.
Al otro lado de esta pantalla de luz me encuentro yo para enviar compañía, comprensión y un trocito de esperanza.

Finalizad bien el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario